Un número ideal son 120 botellas (10 cajas de 12) entre las que haya una representación de la mayoría de zonas vinícolas españolas y que podrían distribuidas del siguiente modo:

 

40 botellas de tintos oscuros, corpóreos y con suficiente acidez para guardar hasta 20 años: Ribera del Duero (crianzas, reservas y grandes reservas), Rioja (algunos crianzas, casi todos los reservas y todos los grandes reservas), Priorato, Navarra (cabernet y merlot), Cataluña (cabernet y merlot).

20 botellas de tintos menos oscuros para guardar un máximo de ocho años: (crianzas de Rioja, Somontano, Toro).

10 botellas de tintos más ligeros o de madurez rápida para guardar hasta cinco años: Cariñena y resto de Aragón, Jumilla, Alicante, Utiel-Requena, Bierzo.

10 botellas de tintos muy ligeros de difícil envejecimiento (máximo tres años): Extremadura, Mancha-Valdepeñas, tintos sin crianza de toda España.

10 botellas de cava y blanco joven de la última cosecha: todas las zonas de España.

10 botellas de blancos para guardar un máximo de cinco años: Rueda, Albariño, blancos criados y/o fermentados en madera de todas las zonas, blancos de uva chardonnay.

10 botellas de rosado joven de la última cosecha: todas las zonas de España.

10 botellas de vinos de aperitivo y postre de larga guarda: olorosos, pedro ximénez, oportos, amontillados, tokay, sauternes.

NOTA: los finos y manzanillas deben comprarse botella a botella y conservarlos en el espacio de la puerta del frigorífico.

 


 
© 2005 Publivinos.cl
Todos los derechos reservados

Sitio Desarrollado por Nicdechile.cl
Santiago de Chile